Trabajar y vivir slow no es sólo una cuestión de actitud, es también un compromiso con un método.

Primitivo Roig

Odontología Slow

En un mundo en el que se nos invita a estar activos constantemente y en el que la oferta de consumo, de ocio y de ejercicio profesional ocupa las 24 horas del día, se hace necesario y muy conveniente saber encontrar un equilibrio justo para evitar convertirnos en víctimas de la tiranía del paso del tiempo y de la incapacidad de disfrutar del momento presente.

La Odontología Slow nos ofrece una nueva visión que se inspira en los éxitos del pasado para afrontar los retos del presente y futuro. Trabajar slow no es simplemente trabajar despacio, es trabajar con eficiencia, siendo productivos sin despilfarrar, haciendo más con menos, priorizando la calidad y disfrutando del vínculo emocional con el paciente, con nuestro equipo y recordando que cuidar del factor humano con esta calma, terminará por reportarnos más felicidad a nosotros, a los pacientes y a la Odontología en general.

Muchos profesionales con valores de excelencia posiblemente reconozcan muchos principios Slow. El método Slow Dentistry creado por el doctor Primitivo Roig y su equipo se basa en un modelo de excelencia en el que se integran perfectamente los protocolos clínicos con los de gestión y organización, para todos aquellos que confían en que a veces “menos es más” y que es posible conseguir "más con menos".

SUBIR