Hace unos meses publicaron en la revista Quintessence España una editorial mía de los artículos del Dr. Primitivo Roig  sobre Slow Dentistry. En este artículo se hace referencia a una de las premisas básicas en el método slow en la odontología: a veces, menos es más y se puede conseguir más con menos.
En este cambio de paradigma de la odontología, es importante ser conscientes de que más cantidad de pacientes o más tratamientos dentales no significa ni ser mejores ni conseguir más. Esta nueva visión es el paso para experimentar la filosofía de trabajo slow que remodela el criterio de éxito. La Odontología Slow va más allá de trabajar bien y sin prisas. Para obtener resultados hay que tener previamente la formación como profesional del sector y la técnica para llevar a cabo los tratamientos con maestría, así como aprender a liderar y tener disponibilidad para la formación en dirección y coordinación de equipos.

Conviene aclarar que el término “Slow”, nada tiene que ver con la velocidad o la lentitud en sí. El propósito real de la Odontología Slow, es la decisión como dentista de elegir entre hacer un poco de Odontología en muchos pacientes (fast dentistry) o “hacer mucha Odontología en pocos pacientes (slow dentistry).

El movimiento Slow es posiblemente la mejor brújula para orientarnos a dar nuestra mejor versión en cualquier faceta de nuestra vida y afrontar los retos que se avecinan en nuestra sociedad cada día más acelerada.
 Los indicadores que posicionan esta manera de practicar la Odontología como una alternativa al éxito son: la adaptación al cambio; la aplicación real en la clínica diaria de los procedimientos digitales; los tratamientos multidisciplinares; la imperiosa necesidad de comunicar cada vez más y mejor con los pacientes; las exigencias de una sociedad cada vez más agobiada; el estrés…

En definitiva, el método Slow Dentistry es una propuesta de valor que ha venido para quedarse, para convencer primero al profesional, luego a los pacientes y quién sabe si también a la sociedad.

Si te has sentido identificado con la propuesta slow, te animo a que compartas en tus redes este post y a que consultes la fuente original del artículo en en link que encontrarás debajo.

Fuente: Primitivo Roig. Editorial del Invitado. Revista Quintessence España Vol 2 Nº2, 2016.