Vivimos en un mundo acelerado donde la actividad profesional, los mercados de consumo y el desarrollo tecnológico ha desembocado en que muchas personas sean víctimas de la tiranía del paso del tiempo y de la incapacidad de disfrutar del momento presente. El movimiento Slow es una iniciativa que propone calmar la actividad humana para tomar el control del tiempo a favor del bienestar, la salud y la felicidad de las personas y de su entorno medioambiental.

También en el emprendimiento… se hace imprescindible poner calma y control en un mundo frenético que tiene mucha prisa.

“Si se pretende emprender, crecer y no morir sn el intento… hacerlo con con calma y sin prisa podría ser la mejor estrategia”.

Emprender no es para cualquiera. El que emprende lo hace por la necesidad vital de crear, por un propósito, por una ilusión y por una visión que desea compartir con los demás. Emprender es para cualquiera que forma parte de un mismo proyecto y que lo hace suyo para hacer algo más gratificante y poderoso de lo que podría jamás haber hecho solo.

Emprender es saber gestionar riesgo.
Emprender es saber perder.
Emprender es saber ganar.
Emprender es saber aprender.
Emprender es saber compartir.
Emprender es saber servir.

Con esta filosofía se creó recientemente Slow & Grow un evento organizado por la Revista Emprendedores con Clínicas W, Clínicas de Odontología Slow. Un evento de alto voltaje que no dejo indiferente a ninguno de los que allí estuvimos. Se suele destacar la “foto” del éxito, el aplauso, el premio o el logro individual. Pocas veces se habla con orgullo del fracaso, del esfuerzo constante, del sacrificio, del emprendimiento compartido en equipo o de la humildad que requiere dejar de “correr”.

Un evento de los que dejan huella, sorprenden y tocan fibra. Nadie se esperaba tanta transparencia y tanta verdad. Es una delicia que en un mundo en el que se “exhibe” felicidad y éxito… personas brillantes tuvieran a bien compartir también sus miedos, dificultades, retos e historias de superación.

Gracias a Alejandro Vesga  por marcar la pauta y por juntarnos a mí y a los siguientes grandes ejemplos del emprendimiento: Clemente Cebrián, fundador de EL GANSO;  Alejandro Fernández-Luengo, presidente y cofundador de Alma Corporation y Marco Aldany ✂️; Carlota Mateos, fundadora de PlenEat y Rusticae; Marcos Martin Larrañaga fundador y CEO de Decelera.

Aquella noche los ponentes nos “desnudamos” con la tranquilidad que te da estar en equilibrio, caminar en la dirección adecuada, rodeado de buenas personas y no necesitar llegar al destino para encontrar la felicidad.

Tener éxito y crecer no tiene por qé ser incompatible con ser feliz disfrutando de hacer las cosas con calma.

Consulta aquí la noticia publicada en la revista Emprendedores sobre el evento.

 

———————————————————

Si te ha gustado este contenido, puedes compartir el contenido en tus redes.

Si te apetece leer más sobre este enfoque slow en el emprendimiento y en la vida, puedes suscribirte al blog de Primitivo Roig dejando tu email aquí.

Nombre
Email